BARLOVENTO

SERIE NEBKAS

PREGALERNA

BRISA

ARRASTRE

SOTAVENTO

BARLOVENTO

SERIE CIRCUMPOLARES

ALISIO

OSTRO

SERIE SURGENCIAS

  Este proyecto busca, a través de la fotografía, introducir al espectador en la riqueza de los microespacios de la naturaleza. Realzando lo que nuestros ojos a simple vista no ven, un mundo de inagotables colores, tramas, texturas y composiciones, capturando el detalle de distintos tipos de vegetación, tierras, aguas y glaciares a lo largo de Chile. Se destaca en cada imagen el considerable efecto del agua y el viento sobre las superficies de nuestro país, la cual responde y se transforma constantemente gracias a las corrientes, los vientos, los organismos, etc. 

 

 La captura de la superficie, ese  instante efímero y fugaz donde aún es vulnerable al tiempo y los efectos del entorno (agua y viento), se convierte en una búsqueda de connotaciones estéticas; de un plano, un patrón, una trama o un flujo de algo, un análisis de elementos que afectan las superficies.

 

  Dentro del ámbito de la naturaleza destaco la importancia del detalle, de lo pequeño creando nuevos patrones y texturas, reflejando dibujos de un baile que se borra y se renueva constantemente, abstrayendo un fragmento de lo real, un reflejo.

 

 En este proyecto busco poner énfasis en el entendimiento del color de las arenas, lo primero fue ver cómo influye el viento. Es así como descubro que el color claro y blanco se debe indirectamente al factor surgencia (efecto del viento sur que mueve a sotavento, es decir  se mueve del continente hacia el océano elevando las masas de agua fría desde las profundidades, ricas en nutrientes, hacia la superficie costera) favoreciendo y generando fauna marina, peces, algas, corales, conchas y esponjas, que de la mano con el tiempo y el roce de las olas se transforman en granos de arena (acción abrasiva). Esta arena se llama arena calcárea (carbonato cálcico), y es gracias a esta, junto con otros elementos (arena volcánica, sedimentos de ríos, etc), que se ven Muchas texturas en la planicie de las playas creando contrastes, debido a que la arena más liviana y clara, la calcárea, se separa de la más pesada y obscura, la volcánica, dando pie a definidos dibujos sobre el terreno.

 

Muchas fueron las playas blancas que se formaron hace 20 Millones de años atrás, hoy estas playas siguen existiendo, pero debido a que la geografía ha ido cambiando junto con sus respectivas surgencias (los sectores de mayor surgencia están generalmente en la cara norte de bahías pronunciadas en Chile), estas playas ya no generan la cantidad de arena que antes generaban, algunas se vieron afectadas por la contaminación que trajo el ser humano (a través de la combustión de productos petrolíferos y la quema de carbón en centrales eléctricas se generó dióxido de azufre que corroe el aire y al contacto con las lluvias se transforma en ácido sulfúrico quemando todo tipo de vida) lo que  indirectamente frenó la producción de estas arenas.  Pero algunas de estas playas aún siguen vivas, por tanto prospera la flora y fauna Marina, y siguen produciendo arena calcárea. Dos de estos lugares fueron elegidos para este proyecto; playa “El Apolillao” y “Totoralillo”.

   Otro elemento que afecta al color a corto plazo es la humedad, intensifica y oscurece los colores. Por tanto mientras más cerca de la orilla, más húmedo y más oscuro, a excepción del instante en que la ola cubre la arena con una fina capa de agua que gracias al reflejo de luz, la arena obtiene un efecto aún más claro que la arena seca. Si llueve el color se unifica, si hay exceso de sol, el contraste entre el sector intermareal y el resto de la playa se incrementa , si hay viento se seca y dispersa, generando un degradado de claro a oscuro desde el continente Hasta la costa. El viento influye en las texturas, moviendo los granos de arena y ordenandolas según su peso y su volumen, lo que a su vez ordena colores y genera contrastes. Cuando los granos están más secos el viento puede cargarlos y crear composiciones. 

 

  Existen diferentes efectos externos que ayudan a aflojar los granos individualizándolos de la arena: - Asoleamiento (el sol seca las superficies): actividad de organismos vivos en el estran arenoso (pulgas de mar cavan agujeros en la superficie facilitando la entrada de sol y viento, mejorando la ventilación, acelerando el tiempo de secado, removiendo la arena creando composiciones); - Inclinación del estran arenoso: A menor inclinación mayor superficie de exposición al sol y viento, por lo tanto más cantidad de arena podría ser llevada por el viento.; - El perigeo lunar: Ayuda a que la marea baje y exponga mayor superficie al viento; -El tamaño de los granos de arena (es cargable por el viento desde 0,053MM hasta los 2 MM, arcillas, limos y arenas); -  El viento se mueve a sotavento (hacia el mar) y a barlovento (hacia el continente) y en cada dirección arrastra arena que va soltando a medida que aparecen obstáculos (relieves, plantas, rocas) o al disminuir su fuerza. La acumulación se produce delante de los objetos hasta igualar su tamaño, y es así como se crean las dunas; - El viento alcanza su máxima alta competencia sobre los dos metros desde la superficie y la disminución de la carga es afectada por la gravedad de las partículas y el roce con la cubierta de la playa; - El agua del mar también es afectado por el viento, depende de este su tipo de movimiento, su ritmo, su fuerza que crea patrones en la arena.

 

 La fotografía en mi obra está acompañada de sonido, cada una de las series tiene un sonido que la identifica, identifica también su ubicación y los efectos externos que la forman; El viento y el agua del mar. 

 

  Sobre la duna se escucha un sonido suave y lejano de olas grandes, y un viento que lo sigue, a medio camino (segunda serie) suena el mismo viento, las mismas olas pero intensificadas. y finalmente, tocando la orilla (tercera serie), se sienten olas grandes y fuertes, y una ola suave y pequeña de la orilla, con el viento que se une.

  Existe en mi investigación una mirada desde el romanticismo, inspirada por un sentimiento de amor hacia la naturaleza, observando y retratando  su misterio y salvajismo. Busco retratar el momento, capturar fragmentos de una realidad que se  altera constantemente. Con una mirada nostálgica frente al paisaje, el cual cambia su la geografía por el paso del tiempo y la contaminación, la última ha frenado la flora y fauna marina.  Busco entender estas transformaciones respetando la libertad, el instinto, el estado de ánimo, los cuales guían en una primera instancia la recolección fotográfica. La obra busca conectar al espectador con la naturaleza y sus detalles generando diversas lecturas sobre el paisaje.

 

  Visualmente me adapto mejor al land art, que usa cómo canvas la misma naturaleza, y cómo ésta es efímera, se utiliza la Herramienta fotográfica para inmortalizar la obra.

 

  He usado la tecnología para hacer llegar a la dimensión de nuestros  sentidos la estética de un mundo desconocido. No hay dos playas iguales, no hay dos seres idénticos, cada momento es irrepetible y de ésta producción constante de misterio que nos da la naturaleza, se trata de identificar, fijar y preservar algunos de estos momentos en imágenes. Será ésta la manera de aportar mi propio grano de arena.