YUYO

El proceso de creación de cada uno comienza con una recolección de elementos y plantas disecadas por la misma naturaleza en distintas partes de Chile, elementos quebradizos de colores desgastados por el clima y el sol.  Estos son llevados al estudio fotográfico para ser retratados, siempre intentando respetar al máximo su esencia y naturalidad real. La fotografía captura el instante efímero en donde aún existe un cuerpo, ya que luego de un tiempo es desgastada al punto de desaparecer. Las imágenes son procesadas, limpiando el fondo y cualquier elemento que ensucie el neutro puro. Finalmente son impresas en una gruesa lona natural (color crudo) y se desflecan los bordes.

 

Los grabados son impresiones digitales de edición limitada. Enumeradas, firmadas e impresas con tecnología de calidad.